martes, 13 de febrero de 2018

¡Mamá, yo también voy....de senderismo!




Sendero al Monte de la Cruz. Febrero 2018

   ¡Mamá, yo también voy.... de senderismo! ¡Por supuesto! Porque disfrutaremos en familia de un día de sol después de tantos días de frío, porque descubriremos parajes nuevos y porque nos recrearemos en unas vistas preciosas.
Seguro que cerca de tu lugar de residencia hay un sitio donde puedes desconectar de la ciudad, donde puedas recargar tu "batería" de aire puro y limpio, y donde además de hacer algo de ejercicio disfrutarás de bonitos paisajes. No es necesario hacer una larga caminata y pasarse el resto de la semana quejándose de agujetas, consiste en dar un agradable paseo por un sitio distinto y natural, donde además los niños pueden descubrir el nombre de plantas autóctonas e incluso ver algún animalito de monte. Puedes hacer un recorrido de un par de horas, una de ida y otra de vuelta o buscar una ruta más larga, llevar algo para picar e improvisar un pic-nic a mitad de camino. Eso sí, imprescindible llevar siempre agua para todos y si el sol aprieta un poquito crema solar, ¡aún en invierno!

   En esta ocasión nosotros nos apuntamos a un excursión programada. La ruta era subida al Monte de la Cruz en San José del Valle. El recorrido lleva como mucho un par de horas entre subir y bajar, así que para rellenar la jornada, la excursión incluía visita a la fábrica artesanal de quesos Agrazul en la misma localidad. Como la visita me encantó, tanto por la atención recibida, por la pulcritud del sitio, y por lo buenísimos que estaban los quesos que degustamos, os dejo aquí unas fotos y el enlace a su web, para que le echéis un vistazo y si estáis por la zona os animéis a visitar esta fábrica de queso de cabra elaborado de forma artesanal ¡Amantes de los quesos no dejéis de echar un vistazo a este lugar! www.agrazul.es







  Con el regustito aún del queso, empezamos la ruta. Nuestro camino comienza a la altura del colegio María Auxiliadora, aunque la ruta completa empieza en el pueblo y son en total unos 12,5 kms. El día, a pesar del frío de febrero, estaba buenísimo, el sol nos acompañó toda la jornada obligándonos a quitarnos alguna prenda.


 No tengo mucho cálculo, pero creo que tendremos por delante un par de kilómetros en suave ascenso, por eso en esta ocasión con solo ir provistos de agua para los niños es más que suficiente.



Según vayas subiendo, y si te preparas la ruta con antelación y lees algo sobre la flora del  lugar, puedes ir jugando con ellos a descubrir el nombre de las plantas que vamos encontrado por el camino.


  






  De vez en cuando, sobre todo si no estamos acostumbrados a hacer senderismo, es conveniente parar un poco, beber agua y aprovechar para disfrutar de las vistas que nos ofrece el paisaje.




Seguimos poco a poco con nuestro ascenso para llegar hasta la cima del cerro donde una Cruz corona el final del trayecto y donde nos regalan estas impresionantes vistas de la comarca de San José del Valle.





 Y una vez descansados los pies y repuesto fuerzas empezamos el descenso para comer con el grupo en el patio del colegio donde habían organizado un guisote.

¡No lo dudes! ¡Improvisa y busca un sitio donde poder hacer actividades al aire libre con los peques de la casa!.


¡Mamá, yo también voy...a Bruselas!

¡Mamá, yo también voy......a París!

Este verano ha tocado París. -¿Mamá, yo también voy? -¡Por supuesto!. Preparamos un programa apto para todas las edades y los gustos de ...

¡Mamá, yo también voy...a Bruselas!